¿Por qué aumentar el riesgo de padecer cáncer bebiendo agua del grifo?

Traducción de Mónica Gómez Santos

Seis estudios recientes de unas 8.000 personas han revelado que un consumo elevado de agua del grifo incrementa el riesgo de padecer cáncer de vejiga en los hombres.
Los sujetos que bebieron más de dos litros de agua del grifo al día tuvieron un incremento del 50% de riesgo de padecer cáncer de vejiga que los que bebieron medio litro o menos. Se examinó agua procedente del grifo o de otras fuentes, como por ejemplo el café.
En otras bebidas no se encontraron los mismos riesgos asociados.

Extraído del Artículo aparecido en la revista médica "International Journal of Cancer" (Revista Internacional del Cáncer) el 15 de Abril del 2006.

Comentario del Dr. Mercola.
La mayoría de nosotros puede intuir que si el cloro es lo suficientemente tóxico para matar bacterias, y otras formas de vida potencialmente infecciosas, cuando se añade al agua, entonces puede que el agua del grifo no sea la bebida más saludable que existe.

Si compra una bolsa de espinacas nunca se comería la bolsa de plástico con la que la transporta desde la tienda hasta casa, ¿no? ¡Por supuesto que no!

La mayoría de nosotros no tiene una alternativa viable al suministro de agua municipal, por lo que nuestra agua contiene cloro. Pero, al igual que con las espinacas, podemos quitar la bolsa, es decir, el cloro, una vez que ha realizado su propósito.

No existe ninguna razón que justifique la ingesta de cloro, o de flúor, en el agua que consume. Sí, el flúor puede ser tan tóxico como el cloro.

Nuevas investigaciones confirman que los agentes cancerígenos se forman cuando productos químicos desinfectantes como el cloro entran en contacto con materiales orgánicos presentes en el agua, como los trihalometanos. Por esta razón, lavar los platos con jabones antibacterias con agua del grifo también puede suponer un riesgo para su salud.

No se engañe pensando que puede averiguar que el agua es sana por el olor, el sabor o por su aspecto. Algunos contaminantes presentes en el agua son tan peligrosos que se miden en “partes por millón” o “partes por billón”. En otras palabras, una única gota de estos venenos añadidos a litros y litros de agua puede ser muy dañino. Evite beber agua destilada porque su ionización, pH, polarización y potencial oxidativo no son adecuados. También roba minerales al cuerpo.

La mejor solución es instalar un Filtro de Agua para toda la casa, si no, también se está exponiendo al agua contaminada:

1. Al ducharse o bañarse
2. Al lavarse las manos
3. Al hacer la colada
4. Al lavar frutas y verduras
5. Al fregar los cacharros


Link al texto original en inglés




                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir