La no-dieta del Tipo Metabólico

por Dr. Joseph Mercola


Traducción de Mónica Gómez Santos

dieta metabólica No te dejes engañar por la última dieta de moda. El metabolismo es el mecanismo que controla el peso y la salud de cada persona. No hay una dieta que sea la adecuada para todo el mundo. El tipo metabólico es un sistema que permite determinar qué comidas son las mejores para cada persona. Si te alimentas de acuerdo a tu tipo metabólico puedes optimizar tu peso, prevenir enfermedades y evitar el envejecimiento prematuro. El tipo metabólico se basa en la observación clínica de que cada individuo responde a la comida de forma diferente según su genética, historia familiar y entorno. El tipo metabólico es sin duda la innovación nutricional más importante para optimizar la salud.
Una vez que hayas determinado tu tipo metabólico y hayas comprendido las necesidades de tu organismo puedes empezar a elegir comidas que te proporcionen unos niveles de energía y bienestar que desconocías. Podrás incluso prescindir de medicinas y suplementos una vez que descubra el origen de tus problemas de salud.
William Wolcott, autor de 'La Dieta del Tipo Metabólico', es la persona que me inició en el conocimiento de este sistema. Llevamos usando su test metabólico profesional en nuestra clínica durante muchos años y ha resultado ser extremadamente preciso. Me sorprende constantemente la capacidad de los alimentos de maximizar el potencial curativo del cuerpo.

Dado que el tipo metabólico está personalizado para la bioquímica individual de cada persona he obtenido resultados sorprendentes con casi todo el mundo.

Cada persona tiene un tipo metabólico único

Mucha gente que acude a mi consulta sigue una dieta a base de alimentos muy nutritivos y de gran calidad, sin embargo, están enfermos o tienen dificultades para ganar o perder peso. Hace años que no toman azúcar o comida basura, pero siguen con muchos problemas de salud. Puede haber varias razones para este fenómeno, pero la principal causa física está relacionada con el hecho de que no están siguiendo la dieta apropiada para su tipo metabólico específico.

Si estás interesado en optimizar verdaderamente tu salud, tu peso, tu resistencia y evitar el envejecimiento prematuro uno de los pasos más importantes a seguir es averiguar tu tipo metabólico y priorizar el grupo de nutrientes que caracterizan tu tipo metabólico.

Lo que puede ser muy sano para otros no es necesariamente bueno para ti, y al revés, por lo que comer de acuerdo a tu tipo metabólico es realmente la única manera de no cometer errores que podrían a la larga minar tu salud.

Los alimentos son nuestro combustible

Al igual que la gasolina es el combustible para los coches, la comida es el combustible para el cuerpo. Imagina por un momento que has repostado en una gasolinera de lujo combustible de la mejor calidad, procedente de una de las mejores refinerías del mundo. Combustible que ha pasado por rigurosos controles de calidad que aseguran que está libre de cualquier sustancia que pueda dañar el motor del vehículo.

Sería razonable pensar que tu coche funcionará a las mil maravillas con el tanque lleno de dicha gasolina de excelente calidad. Pero, ¿qué pasaría si condujera un vehículo diesel? En ese caso tras unos minutos el coche se detendría, y tendrías que hacer frente a una costosa reparación.

El hecho de que el coche se detenga no implica que el combustible no fuese lo suficientemente bueno, o que el coche fuera defectuoso. Simplemente lo que sucede es que era el tipo de combustible no era el adecuado para el coche.

Al igual que el coche, tu cuerpo fue diseñado para usar un tipo concreto de combustible, es decir, una mezcla determinada de los diferentes tipos de nutrientes apropiados para tu metabolismo único. Cuanto más te desvíes del ratio ideal más problemas de salud te surgirán. De ahí que algunas de las personas más enfermas que acuden a mi clínica son aquellas que fueron "diseñadas" para alimentarse de una dieta alta en proteínas, pero han decidido ser vegetarianos. De forma similar, los tipos carbohidrato que eligen comen grandes cantidades de carne también experimentan problemas de salud.

Todos pertenecemos a uno de los tres Tipos Metabólicos que existen.

Hay tres tipos metabólicos diferentes, y aproximadamente 1/3 de las personas pertenecen a cada grupo. Tu Tipo Metabólico puede ser:

· Proteico

· Carbohidrato

· Mixto

Una vez que descubras cual es tu tipo metabólico serás capaz de elegir alimentos que no solo cuiden tu figura sino que también mantengan a raya la enfermedad. Podrás empezar a eliminar medicamentos y suplementos nutricionales una vez que resuelvas el origen de tus problemas de salud, como ocurre con la mayoría de nuestros pacientes.

¿Cómo se determina el tipo metabólico?

Mucha gente, de hecho la mayoría, no han experimentado realmente el potencial que la dieta metabólica puede ofrecer para mejorar su salud. No es de extrañar pues, aunque el concepto es increíblemente simple, determinar de forma precisa el tipo metabólico de una persona supone un enorme reto.

En última instancia sólo debes escuchar a tu cuerpo e interpretar las señales que te está dando, así como entender adecuadamente el feedback que te proporciona para continuar ajustando la dieta hasta asegurarse del combustible y los ratios de nutrientes adecuados para tu organismo.

Desafortunadamente nuestra cultura no está orientada hacia la nutrición y muy pocas personas -prácticamente nadie de los pacientes que acuden a nuestra clínica en Estados Unidos- ha desarrollado espontáneamente esta habilidad. Aunque, pensándolo bien, si tuvieran dicha habilidad estarían sanos, y no tendrían motivos para acudir al médico.

La mayoría de nosotros estamos continuamente expuestos a la influencia de los medios de comunicación y la publicidad, que nos predispone hacia la comida basura, de sabor apetecible, pero que no ha sido pensada para optimizar nuestra salud. Tendemos a comer más por conveniencia, o guiados por el gusto, que para estar (y sobre todo permanecer) sanos.



Sencillo Test para conocer tu Tipo Metabólico.



saber más sobre la Dieta Metabólica



                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir