Vitamina D y Luz Solar, esenciales para tu salud

La humanidad se ha adaptado a todo el rango del espectro solar durante toda su evolución. Hoy en día estamos expuestos la mayor parte del día a luz artificial que contiene únicamente un rango muy restringido del espectro solar, y lo que es peor, cuando salimos a la calle nos cubrimos con gafas de sol y cremas solares que bloquean los rayos UVA, lo que nos impide sintetizar vitamina D. La mala iluminación tiene efectos tan nocivos como la malnutrición en nuestro organismo. Pero al igual que ocurre con los alimentos y el agua, en el término medio está la virtud. Una excesiva exposición a la luz solar puede resultar tan perjudicial como poca exposición. La clave se encuentra en exponernos al sol con moderación (el cuerpo nos indica que la exposición al sol ha sido suficiente cuando la piel comienza a enrojecer).

La luz solar también controla el reloj interno del cuerpo regulando el ciclo circadiano de 24 horas de luz y obscuridad. Por eso, en muchas ocasiones los problemas de insomnio se deben a una falta de exposición a la luz solar durante el día.

Vitamina D, una medicina maravillosa que cura 7 enfermedades
¿Es posible que hayamos descubierto la panacea para prevenir y tratar múltiples dolencias?


El increíble poder curativo del sol
Extracto del libro ' The Healing Sun. Sunlight and Health in the 21st Century' (El Sol curativo. Energía solar y salud en el siglo XXI) del escritor Richard Hobday.

La vitamina D es imprescindible para la absorción de calcio y de magnesio en los huesos. En la mayoría de los casos el origen de la osteoporosis es la carencia de vitamina D, no de calcio. Pero la vitamina D no sólo fortalece los huesos sino que también es importante para el funcionamiento de los músculos.
Un nuevo estudio encontró que los ancianos con mayores niveles de vitamina D tenían más fuerza muscular y eran capaces de desarrollar una mayor actividad física. Link al artículo en inglés


 
¡TIRA TU BRONCEADOR!

Durante el verano los medios de comunicación nos alertan sin descanso de los riesgos que conlleva la exposición solar. Mucha gente llega a pensar que es necesario no exponerse al sol para evitar el cáncer. Sin embargo, ¡lo cierto es justamente lo contrario!

Las autoridades nos recomiendan usar protector solar, que es el que irónicamente aumenta el riesgo de padecer cáncer, no el sol. Los protectores solares bloquean los rayos UVB (los rayos que nos ponen morenos), pero dejan pasar los rayos UVA que penetran a mucha más profundidad que los rayos UVA, decisivos en el envejecimiento de la piel, arrugas y cánceres de piel (melanoma).
Los protectores solares nos permiten permanecer mucho más tiempo al sol, lo que incrementa la exposición a los dañinos rayos UVA.

Otro de los factores que incrementa el riesgo de cáncer son los compuestos extremamente tóxicos de los bronceadores. Octyl methoxycinnamate (OMC), presente en el 90% de las marcas de protectores solares sufre una reacción química al exponerse al sol que lo convierte en muy tóxico. Otros ingredientes que penetran con fácilidad al torrente sanguíneo son:

- 2-hydroxy-4-methoxybenzophenone
- 2-ethylhexyl-p-methoxycinnamate
- 2-ethylhexylsalicylate (octylsalicylate)
- salicylic acid 3,3,5-trimethcyclohexyl ester (homosalate)

El aceite de coco es muy bueno para aplicarse después de tomar el sol, sobre todo si el tiempo de exposición ha sido excesivo.

A parte de los bronceadores, el exceso de Omega-6 en la dieta actual es el responsable del daño que se produce en la piel al exponerla al sol. Una dieta alta en Omega-3 y antioxidantes evita el envejecimiento de la piel y la protege de forma natural de los rayos solares. El aceite de krill es la mejor fuente de Omega-3, puesto que al contrario que el aceite de pescado, contiene astaxanthina, un flavonoide marino que protege de forma muy eficiente contra los rayos ultravioleta y los daños que pueden producir los rayos uva.

Tira no sólo tu bronceador sino también tus GAFAS DE SOL a la basura. Las gafas impiden que los rayos solares lleguen a la glándula pineal a través de los ojos (también los recibes aunque estés en la sombra). Los rayos ultravioleta que penetran en los ojos estimulan, asimismo, el sistema inmunológico


MITO: "el sol causa cáncer de piel". Otra de las muchas mentiras con la que nos han lavado el cerebro que no se basa en ninguna evidencia científica, sino todo lo contrario, puesto que el sol protege del cáncer, lo que no beneficia a las farmacéuticas ni a los fabricantes de bronceadores. Pincha AQUÍ para leer este interesante artículo.

Pincha AQUÍ para acceder al extracto del libro en el que se basa el artículo, donde se explica con más detalle cómo la interacción de los bronceadores con el sol podría provocar cáncer.


Un estudio reciente encontró que los hombres que eran deficientes en vitamina D, que el cuerpo produce en respuesta a la luz solar, tienen el doble de riesgo de sufrir un ATAQUE CARDIACO.
De hecho, los hombres con niveles de vitamina D menor de 15 nanogramos por mililitro tienen 2,5 veces el riesgo de sufrir una ataque cardiaco o de fallecer, incluso después de tener en cuenta otros factores de riesgo como hipertensión, obesidad y níveles altos de lípidos. Estas son algunos de los mecanismos desencadenados por la vitamina D que ayudan en la lucha contra las afecciones cardiacas:

Incremento en las citocinas del cuerpo, proteínas con efectos antiinflamatorios.

La vitamina D elimina la calcificación vascular

Inhibe el crecimiento del tejido muscular vascular

Disminuye la resistencia a la insulina, uno de los mayores factores de riesgo en enfermedades coronarias.

Otro estudio encontró que niveles bajos de vitamina D incrementan el riesgo de diabetes, y otro relacionó la deficiencia de vitamina D con un mayor riesgo de morir de cancer de pecho.


La vitamina D estimula el Sistema Inmune, encargado de mantener a raya a toda clase de gérmenes y patógenos.
La vitamina D produce más de 200 péptidos antimicrobianos, el más potente de los cuales es el llamado catelicidín, un antibiótico natural de amplio especto.
En un estudio realizado en el 2006, el grupo de investigadores de la universidad de UCLA encontró que la vitamina D era capaz de eliminar la bacteria responsable de la tuberculosis, llegando a la conclusión de que la forma en la que ciertas personas producían la vitamina D las hacía más vulnerables a infecciones microbianas.
Según el conocido doctor Julian Whitaker, incrementar la ingesta de vitamina D durante el invierno es un método seguro para protegernos de la GRIPE (dosis de 5.000 a 10.000 IU diarias). Por tanto, no es coincidencia que la gripe nos ataque en invierno, cuando es la exposición al sol es mínima.

Un estudio del 2007 publicado en la revista médica "American Journal of Clinical Nutrition" propuso el uso de suplementos de vitamina D (1000 IU al día) a fin de mejorar numerosos aspectos de la salud pública.
vitamina D 1000IU
Vitamina D de la marca DrClarks 10ml

1.000 IU (International Units) por gota. 100% colecalciferol natural. El colecalciferol, también llamado vitamina D3 es la vitamina D de origen natural. Evitar los suplementos o alimentos enriquecidos con ergocalciferol o vitamina D2, vitamina D sintética, mucho menos efectiva que la de origen natural.

Otros ingredientes: aceite de oliva virgen y aceite de coco

Apto para vegetarianos (la vitamina D se extrae de la lana de las ovejas, se considera un producto vegetariano porque no se daña a los animales)

Productos de la casa DrClark en conformidad con las directivas de pureza de la Dra Hulda Clark: libre de inmunosupresores como metales pesados, solventes, PCB's, radioactividad o colorantes azoicos

Precio:         comprar

Posología
Adultos: 2 gotas 3 veces al día con las comidas (desayuno, comida y cena). Esta recomendación es general, ya que las necesidades de vitamina D varían mucho de unas personas a otras. Por ejemplo, las personas de piel obscura necesitan cantidades mucho más elevadas de vitamina D. Por otro lado, estas dosis deben aumentarse significativamente si se sufre de deficiencia de vitamina D o para el tratamiento de enfermedades degenerativas como cáncer, diabetes, osteoporosis, artritis, etc.
Calcular la dosis de niños según el peso: 70 IU por cada kilo de peso. Dosis recomendadas de vitamina D según la edad:
- Hasta 5 años 35IU y de 5 a 10 años 2500IU
- Para adultos y embarazadas se recomienda unos 8000IU diarias, pero por supuesto depende de las circunstancias de cada persona. En verano si se toma el sol se necesita menos cantidad. Si quieres tratar alguna patología, o si eres deficiente en vitamina D, es probable que necesites más hasta que alcances el nivel óptimo de 25 OH D de 60 ng/ml.
Dado que la vitamina D es liposoluble se recomienda su ingestión con alimentos que contengan grasa.
Imprescindible en invierno, y también en verano si no es posible la exposición al sol.

La vitamina D constituye una parte esencial del protocolo de 2 semanas que sigue la doctora Hulda Clark en el tratamiento del CÁNCER, incluso en pacientes terminales. La vitamina D destruye el complejo cancerígeno. Tomar como mínimo 2.000IU al día con las comidas.

Una ingesta diaria de 2.000 a 4.000 IU de vitamina D reduce en un 50% el riesgo de cáncer.


 
Un estudio de Infertilidad ha revelado deficiencia de vitamina D entre los hombres con problemas para impregnar a su pareja. El descubrimiento sorprendió a los investigadores, que estaban estudiando la incidencia de la fragmentación de DNA del esperma.
La especialista australiana en fertilidad Dr. Anne Clark analizó la sangre de casi 800 hombres con problemas de fertilidad y encontró que casi un tercio tenían niveles más bajos de lo normal de vitamina D.
Ya se sabía que la deficiencia de ácido fólico y vitamina D está relacionada con problemas de infertilidad en mujeres, pero en relación a los hombres los resultados fueron una sorpresa. Los hombres del grupo de estudio que tomaron suplementos nutricionales superaron sus problemas de infertilidad.
Otros estudios, como el que se publicó en la revista médica The Journal of Nutrition, encontró que aunque las hembras de ratones de laboratorio con deficiencias en vitamina D eran capaces de reproducirse, su tasa de fertilidad se reducía en un alarmante 75%, además de que el tamaño de los recién nacidos disminuia en un 30% y sufrían dificultades en el crecimiento.



Estudios realizados han concluido que la deficiencia de vitamina D durante el embarazo incrementa el riesgo de AUTISMO en los niños. También es esencial que los niveles de vitamina D de la madre se mantengan en un nivel óptimo durante el periodo de lactancia.


De los 30.000 genes del cuerpo humano, la vitamina D influye en más de 2.000 genes, de ahí la relevancia de esta mal llamada vitamina, ya que funciona como prohormona.



Se estima que se podría ahorrar del 25 al 50% del presupuesto dedicado a asistencia médica si la población tuviera niveles adecuados de vitamina D.



La deficiencia de vitamina D es una de las tres carencias nutricionales más comunes, junto con el magnesio y el yodo



La luz nocturna incrementa el riesgo de cáncer de pecho



Revista médica Discovery DSalud:
El sol y la vitamina D útiles en numerosas dolencias
Artículo publicado en el número 142 de la revista (octubre 2011).




Lecturas recomendadas:

- Dark Deception: Discover the Truths About the Benefits of Sunlight Exposure. Dr. Joseph Mercola

- The healing Sun. Richard Hobday

- The UV Advantage. Dr. Michael Holick

- Your Best Health Under the Sun. Dr. Al Sears y Jon Herring

- Vitamin D Prescription: The Healing Power of the Sun & How It Can Save Your Life. Eric Madrid

- Vitamin D3 and Solar Power for Optimal Health Now. Marc Sorenson

- The Vitamin D Revolution: How the Power of This Amazing Vitamin Can Change Your Life by Soram Khalsa

- African-American Healthy: Tapping into the Remarkable Power of Vitamin D3 by Richard W. Walker and Jr. MD



                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir